Acerca de

¿Cómo nace Samadhiqì?

SamadhiQì, surge de un pensamiento que se cuestionaba sobre la realidad que percibe, del auto conocimiento y de llegar a entender la causalidad de los hechos. Pero para poder comprenderlo, tuvo que percatarse de que las respuestas no solo se hallaban fuera de sí, por lo que tuvo que jugar a experimentar en la introspección, y comprender cómo el acto de su semejante se veía reflejado en sus propias acciones. Entonces dedujo, que su ser convergía en algún punto de la existencia con los de otros, del cual provenían de la misma fuente y origen.

¿Qué es Samadhiqì?

Samadhi, es un término sanscrito que describe la conexión con la fuente universal, y que se puede llegar a ella cuando alcanzamos un estado consciencia mediante la meditación. Por otro lado, Ki o Qì, que es una palabra que proviene de la corriente filosófica China, hace referencia al principio activo de la vida y que constituye todo aquello que le da existencia y energía a toda entidad para su evolución y desarrollo.

La fusión de estos términos, que provienen de diferentes culturas y creencias que en algún punto pueden coincidir, da significado a que nuestra energía vital se conecta con nuestra fuente, pues provenimos de ella y que por lo tanto, podemos acceder a ella cuando seamos conscientes de quien realmente somos. SamadhiQì, busca coincidir en las diferentes corrientes filosóficas, espirituales, científicas y psicológicas en temas trascendentales que pudieran concordar entre ellas, para darnos a entender cómo en la cotidianidad de nuestra vida la podemos incorporar para ser congruente con ella y poder hacer de nuestra existencia un sendero más llevadero, para transitarlo con mayor armonía y equilibrio.

¿Cuál es la intención de Samadhiqì?

Muchas veces valoramos un consejo, aunque muy subjetivo pueda ser, nos puede dar una pequeña onda de esperanza que nos aliente en el camino, para tratar de encontrarle sentido a muchas cosas que de momento no la vemos, y que desde otra perspectiva nos indique cómo encender la lámpara para visualizar el terreno en que fijaremos los pasos que decidiremos dar.

SamadhiQì, no pretende inculcar sobre religión o imponer una filosofía de vida en específico como única y absoluta, ni de redescubrir o crear una nueva forma de vida, porque las herramientas ya nos fueron dadas por grandes personajes y muchas cosas han sido ya descubiertas. Por lo que el propósito de éste blog, es transmitir información alusiva a la temática, basadas en las diferentes vertientes del auto-conocimiento, como el desarrollo personal, corrientes filosóficas, espirituales, inspiración y los aspectos de la psicología positiva  para compartirlas y aplicar dichas herramientas en sencillas prácticas que podemos fijar como hábitos, con la intención de hacer más ameno nuestro día a día.

 

DETRÁS DE SAMADHIQÌ

Hola, mi nombre es Gilson y soy el fundador de SamadhiQì, quien tras bastidores trato de compartir experiencias que logro percibir de la cotidianidad, con las vivencias enriquecedoras que aporta cada ser maravilloso que se topa en el camino, dándole el valor que merecen para ser compartidas aquí, un laboratorio de vivencias en forma de bitácoras con la intención de crecer en consciencia y despertar ese ser maravilloso que somos.

¿ Y quién es Gilson?

Soy una persona corriente, como tu, y como cualquiera, con sentimientos, emociones, pensamientos y que obra según su criterio, con necesidades básicas que cubrir como todo ser humano, con preguntas, interrogantes y curiosidades.

Con todo esto me refiero, que el hecho de hacerme acreedor de un título, oficio o profesión no me identifica como persona, ni me hace diferente de un ser humano, todos tenemos características físicas y personales diferentes, que nos hacen adquirir un estilo único.

Pero te comento un poco más de mí, soy de Venezuela y me dedico a hacer crecer mi negocio, tengo una agencia de viajes, y me he ocupado a la profesión dentro de la industria del turismo y la hotelería. Estudié Hotelería y Servicios de la Hospitalidad, y con 21 años obtuve el cargo de Gerente en un campamento turístico con 2 años de experiencia, luego quise expandir mis conocimientos y prácticas en el área de gerencia y realicé un Master en Ciencias Gerenciales. Para ello, tuve que renunciar al cargo y retornar a mi ciudad natal, trabajar como agente de viajes y paralelamente cursar los estudios, por lo que hoy en día vivo de mi emprendimiento.

Pero te cuento, esto no era lo que yo quería estudiar cuando era un niño, mi sueño era ser médico y estudiar medicina en una de las mejores universidades del país, inclusive obtuve mi cupo en la universidad por el indice académico, pero por otras razones, no presenté la prueba psicológica para ser admitido oficialmente. Cuando esto pasó, mi vida dio un vuelco rumbo al precipicio, o al menos así lo sentí, y pensé, que no iba a ser útil en la vida para las personas, pues quería ayudar a las personas siendo médico.

Sin embargo:

Me percaté luego que no era necesario ser médico para ayudar a las personas y lo comprendí en el camino, cuando cursaba cada una de las materias en la carrera de hotelería, porque aunque en su pensum de estudios no circulaba ninguna materia que se relacionara con los servicios de la hospitalidad, viví la hospitalidad al sentir la vocación, estando en el lugar de aquella persona que requería de mi apoyo o ayuda.

Y durante ese recorrido, siempre han surgido muchas preguntas sobre la vida, las conductas de las personas, por lo que he pedido al Universo o a mi subconsciente, (como lo quieras ver, según tus creencias) que aclare mis dudas, confiando que en algún momento las comprenderé. Así sucede, percibo la señal, la estudio y voy comprendiendo a través de la experiencia, de una conversación o de información en forma de libros.

Tiendo a ser muy curioso desde pequeño, quizá ese deseo de saber o averiguar las cosas que me interesan, me hacen a veces autodidacta, por lo que me toca investigar por mi cuenta aspectos que quiero desarrollar, o preguntando a alguien que sepa del tema. Pero sucede que en el camino, nos encontramos con maestros o mentores sin habérseles titulado de esa forma, que con su compañía, instrucciones, consejos o inclusive sus regaños nos transmiten grandes enseñanzas para la vida.

Por lo que me he dedicado a buscar en las diferentes creencias filosóficas, metafísicas, espirituales y en temas de psicología, incluso asistiendo a algunos conversatorios o haciendo algún minicurso en estas áreas, para ampliar información y unificar criterios, me han servido para digerir esas enseñanzas.

Actualmente, soy colaborador de una fundación sin fines de lucro, donde se asisten a personas que llegan por diversas dolencias y enfermedades físicas, mentales y/o emocionales, o cualquier problema que lo desequilibre en estos campos, trabajando con un método energético para ayudarles en sus procesos, esto para mí ha sido una practica que me ha hecho sensibilizar con mi parte espiritual, pues se requiere de constancia y de disciplina para poder trabajarlo de forma desinteresada y con gran amor por la humanidad. Aplicar estas enseñanzas y esas herramientas, me han motivado a seguir  sirviendo o ayudando a las personas de otra forma.

Espero puedas disfrutar de la información que encuentres acá, aunque no sea un profesional en alguna de las áreas, mi intención es sólo compartir las experiencias de la vida y si éso te ha ayudado a comprender una situación de tu vida, éste trabajo ha cumplido su cometido.

 

Gilson Guillén

Sigue recorriendo este portal y seré todo oídos si quieres aportar algún tema que también te interese.

¡Nos leemos!